domingo, 8 de febrero de 2009

Cayuco


LLegados a este punto no hace falta explicar qué tema trata María Miró en este documental de a penas una hora. De África a Canarias y de Canarias a África surcan mares -de océano y de tierra desértica- miles de personas huyendo de la miseria que se les materializa alrededor, ya sea en forma de mosca, raspa de pescado, enfermedad, pobreza u óxido de barco.

Vienen a buscar trabajo sin saber que serán expulsados. Argumentativamente el documental no dá para más. Escaso de testimonios de peso y de análisis sintético, esta pieza sólo habla claro a través de las imágenes, de una poesía y una plasticidad que pregona a los 4 vientos los colores de África sumidos en la desesperanza y la oscuridad del que toca fondo.

Nuestros vecinos, nuestros hermanos. Días en cayuco, segundos de cruces rojas confusas, minutos en avión y horizontes eternos de vida en la muerte. Como el grifo que no cesa hasta llenar los mares. Por muy pequeñas que sean las gotas.


NOTA: 5'8 (La fotografía es muy muy buena, la recomiendo, pero el contendio es escaso, simple y cae en lo facilón y recurrente. Una pena...)