viernes, 20 de marzo de 2009

Cerezos en flor



A veces sin saber bien por qué, lees algo en alguna parte, ves alguna imagen en no se dónde o simplemente sientes un intuitivo pálpito que te lleva al cine a ver una película muy concreta entre el puñado de opciones más llamativas que existen en la cartelera.

Este post no pretende ser más que un pálpito inductor hacia esta película, este viaje profundo hacia algo que no sabría muy bien explicar, pero que se paladea con un sabor a sencillo, alegórico, optimista, que te arranca sonrisas de ternura, desgarrador y apaciguador.

De su argumento sólo hay que saber que esto: a una mujer le dicen que su marido morirá, por lo que le sugieren hacer un viaje con él, el último. Ésta decide no decírselo a su marido pero sí emprende el viaje. Punto. No leais más de la sinopsis para disfrutar de la película como se merece.

Hacía tiempo que un film no me llegaba tan adentro y me sorprendía tanto. Borbotones de sentimientos simples y aplastantes. Muy recomendable para muchos e imprescindible para todo aquel exprimidor del cine oriental -a pesar de ser una producción alemana-.




NOTA: 9.3

MAS INFO: hacedme caso y ver la película...

1 comentario:

Jelly dijo...

voy a verla, me has puesto los dientes largos con tu post :)